Jardins da Fundação Gulbenkian


Portugal

Declaración Patrimonio Mundial UNESCO: No. Lista provisional de Portugal (2017)
Tipo de Jardín Histórico: Jardín modernista del siglo XX.
Dirección:

Av. de Berna, 45A 1067-001 Lisboa, Portugal

Teléfono:

+351 21783000


Web: gulbenkian.pt; gulbenkian.pt/jardim/
E-mail: info@gulbenkian.pt
Región: Área Metropolitana de Lisboa
Término municipal: Lisboa
Localidad: Lisboa
Paraje: Lisboa
Coordenadas Google Maps:

38°44'11.4"N 9°09'17.5"W
38.736554 -9.154877


Acceso desde la capital de la provincia:

El jardín Gulbenkian se encuentra en Lisboa, capital de Portugal


Horarios
Horarios:

Desde el amanecer hasta la puesta del sol

Oferta de servicios

Centro de recepción de visitantes

Centro de interpretación

Museo asociado

Visitas guiadas

Audioguías

Talleres didácticos

Actividades para el público

Aparcamiento para turismos

Aparcamiento para autobuses

Acceso para personas con discapacidad o movilidad reducida

Cafetería

Restaurante

Tienda de recuerdos

Servicios (WC)

     Otros:

Info

Aparcamiento más próximo para autobuses:

Aparcamiento para autobús y coche Plaza de España


Aparcamiento más próximo para turismos:

Aparcamiento Berna (subterráneo) y aparcamiento Plaza de España


Días de apertura al público: Todos los días
Restricciones de edad:

No


Tipo de visitas:

Guiadas y libres


Duración de las visitas:

90 minutos


Número máximo de visitantes por grupo de visita:

25


Número máximo de visitantes por día:

Uso diario aproximado: 1700 visitantes.


Precio de las entradas:

8€ por persona


Reservas:

Por teléfono


Venta anticipada de entradas:

Sí. En la taquilla online y en la taquilla del jardín.


Talleres didácticos:

Sí. Se ofrecen talleres didácticos, tanto a las escuelas como al público en general. Pueden abordar temas como el jardín y la construcción, el proyecto y los arquetipos, la cultura del paisaje, la biodiversidad, la ecología y los ciclos de la naturaleza, el patrimonio y el medio ambiente.


Actividades para el público:

Sí. Las actividades para el público son principalmente visitas guiadas, talleres, cursos y conferencias, se centran en la divulgación de los jardines y el edificio de la Fundación, así como los temas inherentes.


Destinos culturales próximos:

– Teatro Aberto (http://www.teatroaberto.com/);
– Casa-Museu Dr. Anastácio Gonçalves (https://pt-pt.facebook.com/
– Casa.Museu.Dr.Anastacio.Goncalves/)


Destinos naturales próximos:

– Parque Eduardo VII;
– Parque Forestal de Monsanto


Alojamientos cercanos:

www.visitlisboa.com/pt-pt


Restaurantes cercanos:

http://www.visitlisboa.com/pt-pt


Tiendas de artesanía, gastronomía, regalos, etc., en el sitio o en la zona:

http://www.visitlisboa.com/pt-pt



Observaciones:

Referencias bibliográficas:
CARAPINHA, Aurora, Fundação Calouste Gulbenkian: o jardim, Lisboa, Fundação Calouste Gulbenkian, 2006.
TOSTÕES, Ana; CARAPINHA, A., CORTE-REAL, P., Gulbenkian, Arquitetura y Paisagem Lisboa, Fundação Calouste Gulbenkian, 2013.

Jardines de la Fundación Gulbenkian

Créditos de imagen:
Fotos en blanco y negro –
_001 © FCG / Mário de Oliveira
027 © FCG / Mário de Oliveira
Dibujos a color –
ADG n.º 30674 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 18681 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24236 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24045 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24041 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24228 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24305 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24306 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 24342 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 44878 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 35558 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 7255 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 18644 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 6446 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 31701 © FCG / Ricardo Oliveira Alves
ADG n.º 13288 © FCG / Ricardo Oliveira Alves




Entorno natural de Jardín

Los Jardines de la Fundación Gulbenkian están situados en una región de clima termomediterráneo y están enclavados en el paisaje portugués que respeta su carácter, estructura y biodiversidad. Ubicado en una suave pendiente orientada al norte, donde convergen muchas de las líneas de agua originales.
Lisboa es una de las ciudades con el clima más suave de Europa, con latitud hacia el sur y un clima similar al de países mediterráneos, mientras que el efecto moderador del Océano Atlántico evita que haga demasiado calor en verano, o frío en invierno. También es muy soleado, con unos 260 días de sol al año. La temperatura mínima promedio en primavera es de 10ºC y la temperatura máxima es de casi 20ºC, con sol y algunos días de lluvia. Los meses de julio y agosto son bastante soleados, cálidos y secos, con una temperatura máxima promedio de 28 °C. Los inviernos pueden presentar bastante lluvia, viento y frío, con un promedio mínimo de 8ºC y un máximo de 15ºC.

Respecto a las asociaciones vegetales espontáneas, el paisaje portugués tiene una gran variedad de situaciones, la mayoría de ellas basadas en algunas especies de roble (quercus), como la región de Lisboa. La ciudad en sí misma tiene muchos microclimas; el proyecto de este jardín trabaja con algunos de los principales grupos de vegetación del paisaje portugués: el bosque de robles de la zona templada húmeda, el roble de la zona húmeda caliente, roble de la zona continental seca y caliente, roble de la zona templada húmeda, zona alpina y formación de ribera. El jardín es casi como un oasis dentro de la densa ciudad de Lisboa, la capital de Portugal. Sin embargo, está vinculado a los parques y áreas naturales más cercanos por una red de «corredores ecológicos» que apoyan la conectividad para la vida natural y los flujos. Las principales áreas verdes más cercanas son el parque forestal Monsanto y el parque Eduardo VII. La fauna espontánea que se puede encontrar en este jardín y en otras áreas naturales de Lisboa está compuesta por numerosas especies de aves, principalmente insectos y comedores de semillas, muchas aves migratorias que permanecen durante una temporada o una parada durante las migraciones; ranas, reptiles, mariposas, libélulas, abejas, y muchos otros insectos, peces y murciélagos. (Paula Côrte-Real)

 

Contexto histórico del Jardín

El lugar donde se encuentra actualmente la Fundación Calouste Gulbenkian, en el centro de la ciudad de Lisboa, fue una de las puertas de la ciudad en el siglo XVIII.
Nombrada Quinta do Provedor dos Armazéns (Casa de campo del proveedor de almacenes), y propiedad de Fernando Larre, era una granja recreativa, como muchas en la periferia de las principales ciudades portuguesas, con un edificio, un jardín, un huerto, viñedos y tierras de cultivo.

El trapecio, estructura actual de los Jardines de la Fundación Gulbenkian, ya era visible en los mapas del siglo XIX. Se definió por la carretera Palhavã y la de Rego, ubicada al final de la carretera S. Sebastião. Allí estaba el sistema administrativo de la ciudad de Lisboa, compuesto por un grupo de granjas recreativas que marcaban la transición entre el espacio urbano y un paisaje dibujado por huertos, olivares, tierras bajas de cereales y bosques de robles. Aunque el parque estaba dentro del Jardín Zoológico de Lisboa (1884-94) y de la Feria Popular de Feira (1943-57), su carácter de parque paisajístico idealizado por Jacob Weiss, un jardinero suizo contratado por Eugénio de Almeida en 1866, seguía siendo identificable cuando el Consejo de Administración de la Fundación Calouste Gulbenkian decidió comprar una parte del parque para cumplir con el deseo de su fundador.
Comprada en 1860 por José María Eugenio de Almeida, la casa se transformó en el Palacio de São Sebastião da Pedreira y el parque se compuso de estanques, un quiosco de música, viveros, árboles exóticos, establos y cocheras. En 1865, Giuseppe Cinatti construyó establos y cocheras dentro del parque dibujado por el mismo Cinatti con Valentim Correia. En esta época, el sitio su nombre en honor a la madre e hija de Eugenio de Almeida. En 1884, el parque se convirtió en la residencia del primer jardín zoológico de Lisboa. A partir de 1943, el espacio fue utilizado como sede del recinto ferial Feira Popular.
La mayor parte del parque de Santa Gertrudes se vendió a la Fundación Calouste Gulbenkian el 30 de abril de 1957. En ese momento, se convocó un concurso por invitación para la construcción de la sede y el museo de la Fundación, supervisado por consultores nacionales e internacionales. De las 3 propuestas presentadas, se seleccionó la opción A, presentada por Alberto Pessoa, Pedro Cid y Ruy d’Athouguia. El proyecto para la aprobación de la planificación se presentó el 31 de julio de 1961, con una memoria descriptiva que decía que el complejo debería integrarse en un entorno natural.

Gonçalo Ribeiro Telles y António Barreto presentaron su diseño final el 31 de marzo de 1963. En agosto del mismo año, comenzaron los trabajos en el jardín. Las obras terminaron en 1969. El Parque fue inaugurado oficialmente como «Parque Calouste Gulbenkian» en julio de 1965. (Aurora Carapinha y Paula Côrte-Real)

 

Descripción del Jardín

La memoria descriptiva que acompañó el diseño preliminar en 1961 ya decía: “La idea general basada en contrastes de luz y sombra, la cobertura de árboles y el claro, constituye el firme objetivo del diseño. El movimiento, ya sea en el crecimiento de las plantas o en los diferentes aspectos del volumen, color y luz, que las plantas adquieren en las diferentes estaciones, […] es también un elemento a tener en cuenta en el desarrollo del proyecto. Del mismo modo, la luz y cómo recae, y la proyección de las sombras y sus tipos […] son todos aspectos dignos de estudio con los que se puede enriquecer el conjunto”.
Los Jardines de la Fundación Gulbenkian, un proyecto de los años 60, de Gonçalo Ribeiro Telles y António Facco Viana Barreto, representan el jardín más emblemático del movimiento moderno en Portugal.
Se caracteriza por un diseño innovador que refleja el concepto de paisaje defendido por la primera generación de arquitectos paisajistas portugueses, dando lugar a una nueva forma de diseñar jardines en Portugal, más cerca de la cultura portuguesa, la ecología del paisaje mediterráneo y un diseño que trabaja con las masas de vegetación y luz para crear ambientes.
Este proyecto también supuso un paradigma debido a la cantidad de testimonios que dejó, a saber, estudios y dibujos, pero también notas y registros de todo el proceso.

[Para poder compartir esta valiosa información, la Fundación Calouste Gulbenkian ha creado recientemente una base de datos abierta denominada Archivo Digital del Jardín. Estos datos son el resultado de la compilación, digitalización, catalogación e interpretación de toda la información del proyecto y el trabajo del (entonces) Parque Calouste Gulbenkian. Su navegación ofrece diferentes posibilidades de investigación y la diversidad de documentos permite articular los diversos contenidos de manera integral. Con este recurso de «datos abiertos» ahora es posible para los investigadores más curiosos o especializados profundizar, desde las áreas más diversas, el estudio de todo el proceso de concepción y construcción del jardín.] El Jardín dibujado se distingue por su lenguaje cultural representado por la vegetación. Se basa en el paisaje vernáculo portugués en su dimensión ecológica y cultural, que crea «micropaisajes» dentro del jardín, reconocido no solo por los seres humanos, sino también por la vida silvestre que lo habita.
Esta preocupación por conservar la cobertura de árboles y crear viveros, y el servicio de jardinería se justificó por la importancia y el significado que tuvo el Parque de Santa Gertrudes para Azeredo Perdigão y el equipo de diseño.
El proyecto del edificio y el jardín fue concebido por un equipo multidisciplinario. Ambos funcionan como parte de una unidad, se planifican simultaneamente, para lograr un mismo propósito. Se siguieron los principios de relación entre el interior y el exterior; la funcionalidad, la rotura del sólido eje y el dibujo de espacios y formas, la dimensión social del jardín, las preocupaciones ecológicas y regionales, respetando la identidad cultural e histórica; y la belleza dentro de la naturaleza.
Es un ecosistema artificial donde muchas de las áreas de jardín, aparentemente naturales, están estructuradas en un orden. Numerosas partes del jardín son techos verdes, aunque no se note. Los ecosistemas y los elementos naturales son conducidos de una manera en que lo complejo se vuelve simple.
El modelado del terreno es la plantilla del jardín, la base. Al norte, al este y cerca de la fachada sur del museo y el gran auditorio, el terreno presenta una pendiente suave que permite el acceso al edificio y establece la continuidad entre el interior y el exterior. En los límites sur y oeste, el modelado tiene mayor variabilidad y rugosidad debido a la presencia de las terrazas establecidas que retroceden o avanzan. En la bajada en forma de concha, un gran lago alimentado por varias corrientes de agua refleja el cielo y polariza el espacio del jardín, como si se tratase de su corazón.
Es desde el lago que se utiliza el agua de riego, lo que crea una variación en el nivel del agua. Todos los mecanismos artificiales que soportan el mantenimiento del jardín están inspirados en el orden natural.
A lo largo de los años, el jardín se ha mantenido de acuerdo con los principios de sus fundadores y la dinámica natural. En el año 2000, el jardín fue objeto de una intervención de recalificación con el propósito principal de ajustarlo al creciente número de visitantes y necesidades de movilidad. Esta intervención fue realizada por uno de los autores originales del proyecto del jardín. Una vez más, como en 1961, todas las intervenciones están enfocadas en la comprensión del sistema multifuncional: el topos.
(Aurora Carapinha y Paula Côrte-Real)

 

Cronología

1957/1963 – Disposición del parque y de las instalaciones provisionales.
1959/1962 – Del concurso al Anteproyecto
1963/1969 – Del proyecto de ejecución a la construcción.
1965 – Inauguración.
2000 – Intervenciones de recalificación por uno de los arquitectos paisajistas originales.

 

Breve descripción del Centro de Interpretación/Museo

El Centro de Interpretación Gonçalo Ribeiro Telles tiene dos salas donde el público puede acceder a la historia de los Jardines de la Fundación Gulbenkian y los principios fundamentales que lideran el proyecto de arquitectura del paisaje.
En la primera sala, la instalación interactiva propone revisar el proceso de diseño de los Jardines de la Fundación Gulbenkian, aquí presentado a través de un texto original del arquitecto Gonçalo Ribeiro Telles: “Diez Mandamientos para la Construcción de un Jardín”.
Cada haz de luz activa, mediante la interacción del usuario, el video correspondiente del «mandamiento». A lo largo de los 10 mandamientos se pueden percibir los diferentes conceptos, momentos y secretos que, en el momento en que se concibieron y aún hoy, determinan la espacialidad del lugar feliz y agradable que son los Jardines de la Fundación Gulbenkian. Un paisaje que trabaja con la memoria del lugar y, como lo dijo el propio Gonçalo Ribeiro Telles, construye «el vínculo entre materia e idea». Los diez mandamientos son:

– Un jardín es la sublimación de un lugar: es alegre y agradable.
– El agua, traducida en su serenidad estética, en su movimiento rítmico y en su dinámica musical.
– La naturaleza entendida en su diversidad biológica y en el ritmo de la vida.
– El esplendor de la luz, logrado a través del contraste entre la sombra y la luz, y a través de la armonía de los colores.
– La profundidad de las perspectivas y el contorno de los marcos sucesivos resaltan las distancias y las formas.
– Integración en el paisaje circundante siempre que sea ordenado y hermoso.
– La aceptación, como base para concebir un jardín o paisaje, del «orden natural», es decir, la naturaleza libre del significado de la sociedad humana.
– El «orden natural» y el «orden cultural» se unen para responder a las necesidades de la humanidad.
– En el diseño de un jardín o un paisaje hay que exaltar la sencillez y evitar la decoración.
– Un jardín y un paisaje son el resultado de ideas y proyectos. Nunca son el resultado de la decoración. Su grandeza y belleza radican en lo que es esencial para ellos, en la medida justa.

Toda la segunda sala, forrada con corcho, es una invocación de los Jardines de la Fundación Gulbenkian, creada especialmente por Bernardo Carvalho para las mentes creativas de los niños. Patos, ranas, bellotas y nenúfares son personajes de las muchas historias que cuenta este lugar. La sala tiene tres cajas (lupas) que, si se esconden, se pueden ver en tiempo real, los rincones del Jardín, ¡imposible de descubrir desde el suelo! Una gran pantalla cuenta la historia del jardín. Una historia que comienza con un eucalipto en un parque, luego animales en un zoológico, tiovivos en una feria, carreras de caballos y bicicletas y, finalmente, un oasis con museos, sombras y muchos habitantes y visitantes. Las imágenes de estas historias se pueden colorear y enviar por correo electrónico desde la propia pantalla.
(Aurora Carapinha y Paula Côrte-Real)

 


Otros jardines de la REJHIS

Cargando…
  • Jardines de Santa Clotilde

    España

  • Jardín Botánico Tropical de Lisboa

    Portugal

  • Jardín Histórico Parc Samà

    España

  • Parque Serralves

    Portugal

  • Museo del Palacio del Rey Jan III en Wilanów

    Polonia

  • Jardín histórico de Garzoni

    Italia