Jardín Histórico Parc Samà


España

Declaración Patrimonio Mundial UNESCO: NO
Tipo de Jardín Histórico: El Parc Samà es un jardín histórico, botánico y zoológico, de estilo romántico y modernista, declarado Bien Cultural de Interés Nacional
Dirección:

Carretera de Vinyols s/n, Tarragona, España

Teléfono:

+34 977 826 514


Web: parquesama.com
E-mail: info@parquesama.com
Región: Tarragona – Catalunya
Término municipal: Cambrils
Localidad: Cambrils
Paraje:
Coordenadas Google Maps:

41.103937
1.024188


Acceso desde la capital de la provincia:

20 minutos por autovía (A7) y carretera local (T-312 y T-314)


Acceso desde la localidad más cercana al enclave:

Desde Cambrils 5 minutos por carretera T-312


Horarios
Oferta de servicios
Info

Observaciones:

AAFF flyer Sama-cooperativa anverso

Plano Parque de Sama






Entorno natural de Jardín

El entorno de Parc Samà es Cambrils-Costa Daurada, un territorio privilegiado por su geografía, sus playas y montañas, su clima, su patrimonio cultural y natural, paisaje mediterráneo, gastronomía de primer nivel y sus infraestructuras, todos estos atributos lo convierten en uno de los más importantes destinos turísticos de España.

 

Contexto histórico del Jardín

El Parque fue realizado y promovido por Salvador Samà i Torrens, marqués de Marianao, heredero de una familia catalana establecida en Cuba. El proyecto fue encargado en el año 1881 a Josep Fontserè, autor del Parque de la Ciudadela de Barcelona y con Antoni Gaudí como ayudante. El Parc Samà es un viaje de ida y vuelta, de emigración y retorno. Hacer las Américas. Volver y dejar el legado. Otros árboles, otros pájaros, otros trajes y colores, otras artes… Aventura, cultura y riqueza. El Parc Samà es la historia del marquesado de Marianao.

 

Descripción del Jardín

Parc Samà es un jardín romántico, parterres franceses, un bosque poético y abstracto, plataneros y juncos que conviven con glicinas y buganvilias. Más de ochocientas palmeras, mágicos robles y elegantes cedros y pinos rodean el lago donde habitan patos, peces y tortugas. Pavos y faisanes corretean alrededor de su cascada, testigos de nuestra visita. Jardín de interés cultural, compañero de estados de ánimo, de libertad y reencuentro. Es el romanticismo, es el jardín del Parc Samà.

La búsqueda de la perfección encuentra su lugar en un caos elegante, en la propia armonía de la naturaleza. A imagen y semejanza de los jardines ingleses, el Parc Samà proclama la libertad desde su concepción romántica, como si de una creación improvisada se tratara.

Sin renunciar a trazados de composición ordenada, afrancesada, el parque es principalmente romántico y poético, más o menos denso y salvaje, compuesto en gran parte por espacios abiertos y con presencia de importantes especies botánicas.

Se trata de un jardín claramente ecléctico que combina estilos que van desde el renacimiento italiano al inglés, incluyendo en este último caso sus tres modelos básicos: el paisajista, que pasa por la eliminación de estatuas, edificios y otros elementos —este sería el caso de la zona de transición que va desde el área posterior del Palacio al Lago—, el poético, que introduce la artificialidad y los elementos decorativos —el Lago, la Cascada— y el abstracto —el Bosque—.

Dentro de esta variable exótica y silvestre, muchos jardines de la época contenían colecciones de animales (ciervos, faisanes, pavos reales…). En el caso del Parc Samà, y siguiendo con la idea del fundador del parque Salvador Samà i Torrens de recrear un jardín que transportara al visitante a la Cuba colonial, el parque albergó diferentes colecciones de animales entre las que destacaron las aves traídas de Centroamérica.

El jardín de hoy recupera esta dimensión, centrándose en la afición de su fundador en el coleccionismo de las aves ornamentales procedentes del nuevo mundo, pero adaptando este concepto al siglo XXI, donde el bienestar animal es la absoluta prioridad. Las colecciones animales que el Parc Samà alberga tienen vocación de servir como aula de educación y conservación, donde el visitante pueda admirar, disfrutar y comprender de cerca el maravilloso mundo de las aves, gamos, tortugas, etc.

 

Cronología

Salvador Samà encargó la construcción del parque en 1881 como sus residencia privada de descanso.

En los siguientes años el Parc Samà fue anfitrión de la visita de S. M. el Rey Alfonso XIII y de la Reina Victoria Eugenia y sede de numerosas reuniones y convenciones políticas. En la década de los años veinte, el Consejo de Fomento efectuó varios experimentos botánicos, en especial, ensayos que pretendían exterminar la plaga de la mosca de la oliva.

El Parc Samà también ha sido testigo de la Guerra Civil española. En 1936, el parque fue utilizado exclusivamente para fines militares. El palacio y los jardines estaban ocupados por el Comité Antifascista de Cambrils y se convirtió en un centro de entrenamiento militar donde miles de soldados permanecieron unos días antes de ser enviado a las trincheras.

En 1938, el parque fue sede del servicio militar conocido como “La leva del Biberón”, debido a su corta edad. Fueron enviados a las líneas enemigas de los ríos Segre y Ebro, después de sólo tres días de entrenamiento militar. A finales de año, el hospital de campaña para los heridos había sido instalado en el parque.

Los años de posguerra trajeron cambios y el terreno de caza se convirtió en una propiedad agrícola. Se plantaron olivos, vides y avellanos. Se construyó una bodega y una prensa donde se vendía vino moscatel. Más de veinte agricultores trabajaron allí.

En esta nueva fase, el parque fue sede de las primeras ediciones del Festival Internacional de Música Clásica de Cambrils. Salvador Samà i Coll, amante de la música, fue el promotor de este festival con Lluís Recasens, alcalde de Cambrils en ese momento. Salvador Samà prestó el parque para la realización de conciertos, en donde cantaron cantantes como José Carreras y Montserrat Caballé, entre otros.

Alfonso de Fontcuberta, VII Marqués de Marianao, heredó el Parque de su madre en 1981 y llevó a cabo el segundo cambio importante en éste: reestructuró la propiedad, invirtió en maquinaria, plantó almendros y melocotoneros, y comercializó los productos a mayoristas. El riego por goteo se instaló en toda la zona y para ello recibió el premio “Deu” del Instituto Agrícola de Cataluña por la creación de una granja modelo.

Alfonso de Fontcuberta entendió que el parque se había convertido en un lugar de interés para los turistas y después de un viaje a California, copió sus visitas modelo a lugares culturales y de entretenimiento. Como resultado, el turismo y la comercialización del parque comenzaron. Entonces podemos decir que Parc Samà fue el primer parque de ocio en España.

 

Breve descripción del Centro de Interpretación/Museo

En el año 2018 está prevista la apertura de un espacio museístico en las dependencias de la antigua bodega y prensa de aceite, siendo una muestra de la producción agrícola de la zona y un espacio experimental donde se podrán degustar de forma original productos gastronómicos de la zona de alta calidad como vermut, aceite de oliva, frutos secos, etc.

 


Otros jardines de la REJHIS

Cargando…
  • Jardines de Santa Clotilde

    España

  • Jardín Histórico Parc Samà

    España

  • Museo del Palacio del Rey Jan III en Wilanów

    Polonia